Yetla, el “Reino Felino” de la Chinantla, área natural de conservación protegida por indígenas del norte de Oaxaca

La población aprendió a vivir y convivir entre Jaguares, pumas, ocelotes, tigrillos, Jaguarundis y sus presas; especies en peligro de extinción, son avistados, protegidos y estudiados en el municipio de Valle Nacional.

Por: Carlos Abad/El Piñero/marzo 31, 2024, 12:02 pm. Dentro de la región de la cuenca del Papaloapan se encuentra la selva Chinanteca, que específicamente en la comunidad de San Mateo Yetla, perteneciente al municipio de San Juan Bautista Valle Nacional, en el norte de Oaxaca, el pueblo destinó voluntariamente a la conservación, un área de 3 mil 852 hectáreas, de acuerdo a la comisión nacional de áreas naturales protegidas (Conanp).

“En esta región se han captado imágenes de especies muy importantes para la conservación a nivel nacional, porque son especies en peligro de extinción, como el Jaguar, también se capturaron fotos de pumas, ocelotes, tigrillos, tejones, jabalíes, aves como el HocoFaisán, entre otras aves pequeñas” precisó la bióloga Rosa Elena Galindo Aguilar, quien realiza una estancia post doctoral en el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) Unidad Oaxaca, dependiente del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

SE CONTABILIZAN AL MENOS DOS DECENAS DE JAGUARES EN LA CHINANTLA

Desde el 2012 hasta el 2019 se contabilizaron veintitrés Jaguares, éstos fueron identificados a través de su patrón de manchas: diez machos, cinco hembras y ocho que no se pudo determinar su sexo “en toda la región ese ese es el número hasta ahorita, incluye desde Cerro Mirador, hasta San Antonio del Barrio, la región baja, media y alta de la Chinantla” indicó la bióloga que colocó las cámaras trampa, con las que se captaron estos animales.

Aunque por fortuna recientemente las cámaras trampa capturaron nuevas imágenes del felino más grande de América, que analizarán los biólogos para confirmar si la cantidad de Jaguares aumentó en la selva Chinanteca.

SAN MATEO YETLA, EJEMPLO NACIONAL Y MUNDIAL DE PROTECCIÓN AL MEDIO AMBIENTE

“Que vean que estas labores de conservación que están haciendo los pobladores en diferentes comunidades, que tienen áreas destinadas voluntariamente la conservación, que han sido certificadas por la CONANP, están rindiendo frutos, el Jaguar ya había sido detectado hace varios años, yo creo que alrededor de ocho años, y ahorita nos damos cuenta que sigue habitando en la región” añadió la bióloga Rosa Elena Galindo.

Ahora bien, “el reino felino” de la Chinantla, no sería el mismo, sin la voluntad de un pueblo responsable, con su medio ambiente “todo tipo de animales que viven en esta área, que es un área celosamente cuidada y conservada por la comunidad, por siglos, en esta área donde estamos no se permite talar, no se permite nada de extraer plantas, pues es algo que nosotros como pueblo hemos estado cuidándolo, porque nos hace falta tener áreas como esta, principalmente por la conservación del medio ambiente y toda esta biodiversidad que tenemos aquí”, sostuvo Floriano García Delfín, presidente del comisariado de bienes comunales de San Mateo Yetla.

Agregó que “la sociedad debe de saber que el cambio climático es una realidad, y nosotros como comunidad sin recibir nada cambio estamos haciendo esto, hoy estamos conservando 3 mil 852 hectáreas de bosque que están totalmente protegidas, están protegidas bajo leyes internas y está estipulado bajo nuestro estatuto comunal, que nadie puede entrar sin permiso del comisariado, del presidente del Consejo de vigilancia, al menos que sea con un guía que la comunidad les otorgue para caminar estos montes y ver todo esto maravilloso que San Mateo Yetla está conservando para México y para el mundo”.

LOS INDÍGENAS CHINANTECOS APRENDIERON A VIVIR Y CONVIVIR ENTRE JAGUARES

El presidente del comisariado de bienes comunales agregó, que tan seguro se siente el Jaguar de no ser cazado, que incluso baja hasta las parcelas a comerse el ganado “ el Jaguar ya anda cerca de la comunidad, como están protegidos, no tienen miedo y en el caso personal ya se comieron dos becerros, hemos sufrido esos daños, pero no podemos hacer nada de eliminarlos o algo porque nosotros mismos los declaramos protegidos por la comunidad, ya estamos aprendiendo a convivir y vivir entre ellos, por lo que hemos encontrado en estos senderos”.

Además, cabe resaltar que las cámaras trampa capturaron, imágenes de poblaciones de coyotes, armadillos, venados y Jaguarundi, este último representa el quinto felino de los seis que existen en todo nuestro país.

Para la obtención de las imágenes de las cámaras trampa, el equipo del Piñero periodismo y debate, caminó junto con los biólogos y los pobladores de San Mateo Yetla, un promedio de tres horas al interior de la selva Chinanteca, a una altura de 305 metros, en un cerro conocido entre la población, del cual omitiremos su nombre para facilitar la conservación de las especies antes nombradas.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario