Se estancan las alertas por violencia de género

-Hace falta más presupuesto: experta. -De 552 medidas que desde 2015 se han recomendado a gobiernos y órganos locales para mitigar las agresiones a mujeres, sólo 9% se ha acatado a cabalidad.

ANÍBAL MARTÍNEZ | Foto: Pixabay | Excélsior |05:49 hrs. De 552 medidas que desde 2015 se han recomendado a gobiernos y órganos locales para mitigar las agresiones a mujeres, sólo 9% se ha acatado a cabalidad.

Las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) han resultado ineficaces para frenar la violencia de género, coinciden estudiosas del tema y activistas.

Las AVGM son un mecanismo de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida, garantizar seguridad y eliminar las desigualdades producidas por una legislación o política pública que agravie los derechos humanos de las mujeres.

Para Blanca Ivonne Olvera Lezama, académica de la Facultad de Derecho de la UNAM, la estrategia no funciona porque la violencia de género no se ha reducido. Cifras oficiales indican un aumento de 389% en dichos delitos entre 2015 y 2023.

Las 25 AVGM que se han emitido en 22 estados acumulan 552 medidas para que gobiernos estatales y órganos autónomos locales las implementen y reduzcan la violencia feminicida. Sin embargo, una evaluación arrojó que sólo 9% de las medidas recomendadas ha sido cumplida a cabalidad; 5% no ha sido cumplida y 86% está en proceso de cumplimiento o parcialmente cumplida.

En entrevista con Excélsior, Olvera señaló que el poco presupuesto asignado al rubro deriva en la ineficacia de las AVGM.

Anayeli Pérez, asesora jurídica del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, reconoció que si bien en el Estado de México ha habido avances, en general las autoridades han fallado en frenar los feminicidios.

ALERTAS DE GÉNERO TROPIEZAN EN LA INEFICACIA
Las Alertas de Violencia de Genero contra las Mujeres (AVGM) son un mecanismo ineficaz, dado que no han podido frenar la violencia contra las mujeres, denunció la académica de la UNAM Blanca Ivonne Olvera Lezama.

De acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), la AVGM es un mecanismo de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida, garantizar la seguridad de ellas y eliminar las desigualdades producidas por una legislación o política pública que agravia sus derechos humanos.

CIFRAS, AL ALZA

Sin embargo, Olvera resaltó que “las alertas no están funcionando, porque si lo hicieran los delitos de violencia contra las mujeres disminuirían”.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) confirman que la violencia de genero tuvo un aumento de 16% entre 2022 y 2023, al pasar de cinco mil 524 presuntos casos a seis mil 407.

La cifra de delitos de violencia de género se han disparado 389.48% de 2015 a 2023, al pasar de mil 645 casos en 2015 a seis mil 407 el año pasado.

Anayeli Pérez, asesora jurídica del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), lamentó que “no ha habido avances para frenar los feminicidios no sólo en esta administración, sino desde las dos anteriores”, pues las cifras siguen en aumento.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 2018 al primer semestre de 2023 se registraron 21 mil 229 muertes violentas de mujeres en el país. Mientras que el SESNSP registró de 2018 a todo 2023 cinco mil 710 feminicidios.

Destacó que los asesinatos de mujeres no han bajado, por lo que “me parece irresponsable querer hacer creer que la violencia está disminuyendo”.

ALERTAS DECLARADAS

A la fecha se han declarado 25 AVGM en 22 entidades, que incluyen 643 municipios.

De las 25 declaratorias emitidas desde 2015 hasta la fecha se han acumulado 552 medidas recomendadas a gobiernos y órganos autónomos locales para que las implementen en el territorio y coadyuvar a reducir la violencia feminicida.

De estas 552 medidas, 208 son de prevención; 190 son para lograr justicia y reparación del daño a los familiares, víctimas y sobrevivientes de la violencia feminicida, y 154 corresponden a medidas de seguridad.

Sin embargo, a la fecha se han evaluado a 18 de 22 estados con alerta.

Los resultados arrojan que sólo 9% de las medidas recomendadas han sido cumplidas a cabalidad; 5% no han sido cumplidas, y 86% se encuentran en proceso de cumplimiento o parcialmente cumplidas.

Las AVGM, en concreto, son las acciones de un grupo interdisciplinario, pero eso no te resuelve nada”, denunció la catedrática de la Facultad de Derecho de la máxima casa de estudios, tanto en derecho penal como en violencia de género.
Ejemplificó que uno de los principales conflictos que llevan a su ineficacia es el tema del presupuesto.

Hice en 2021 un ejercicio sobre el presupuesto asignado en el que se ejerció un gasto de 121 millones 300 mil pesos, parece que es mucho dinero, pero si tu divides ese presupuesto entre las 664 acciones a atender en ese momento te da un total de 182 mil 680, y si lo divides en un año te da 500 pesos al día, ¿qué acción, qué programa de prevención de violencia contra las mujeres vas poder realizar con 500 pesos diarios?; es decir, el presupuesto es ridículo”, dijo.
Y aunque destacó que la capacitación es importante, “lo que tu esperas de una alerta es una acción que prevenga esa violencia”.

Ejemplificó el caso de Mara Fernanda, luego de que en septiembre de 2017 utilizó un taxi de aplicación tras salir de un antro, pero el chofer fingió haberla bajado en su vivienda y se la llevó a otro lugar donde abusó de ella y la privó de la vida.

¿Qué esperas (tras estos hechos)?, que hagan alguna acción contra los transportes de aplicación, que haya más vigilancia o algún mecanismo que alerte a las mujeres cuando estén de noche en ciertos lugares, donde puedan pedir ayuda, no he visto un informe en el que algún estado o municipio detalla que, ‘derivado de este feminicidio hicimos esto, pusimos más vigilancia afuera de los antros después de ciertas horas de la noche, establecimos que los taxis de aplicación tengan un botón de pánico’, no hay ese tipo de acciones”, finalizó.

Por su parte, Anayeli Pérez dijo que en el Estado de México han habido avances en materia de políticas públicas, “con la alerta que fue en 2015, al principio muy mal, pero aprendió a hacer política pública con perspectiva de género, muy tarde, pero al menos hasta la administración pasada ya no había esa resistencia al hablar del tema; sin embargo, la violencia de género continúa, por lo que sería muy irresponsable decir que en esta administración esté reduciendo el feminicidio porque no lo han hecho”, destacó.

Señaló que “si estos estados que sí han estado invirtiendo en políticas pública no han podido parar o disminuir está problemática mucho menos lo va a hacer una entidad  o a escala nacional donde no lo han tomado en serio, aun con alerta”.

Aseveró que aunque la capacitación es importante como parte de las estrategias, las acciones para la contención de la violencia de género lo son aún más.

También, en el caso del Estado de México “estamos a la expectativa de ver en esta nueva administración qué tan en serio se siguen tomando mando ese aprendizaje, ver si siguen con ese ritmo, porque si hay un freno con estas políticas de austeridad… entiendo las políticas de austeridad, pero no pueden disminuir los servicios y las estrategias para erradicar un problema que atenta contra la mitad de tu población, que es la violencia feminicida”.

REEDUCAN A HOMBRES MACHISTAS
Desde hace casi seis meses, Paco acude a las sesiones que ofrece el Centro de Reeducación para Hombres que Ejercen Violencia Contra las Mujeres (Crehvm), adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO).

Llegué a este lugar porque me obligaron, pues mi expareja y mis hijos me denunciaron ante un juez por ejercer violencia intrafamiliar”,  reconoció.

Después de 48 años de vida, no me cabía en la cabeza que tenía que erradicar mi forma de actuar, no únicamente con las mujeres, sino también con la familia, y hasta con las amistades; es lo que he venido aprendiendo en las terapias”, narró.
El Crehvm se creó por decreto hace 10 años, brinda servicios reeducativos con perspectiva de género y derechos humanos a hombres que ejercen violencia contra las mujeres en Oaxaca.

Se parte de la premisa que los hombres no son violentos por naturaleza o por una esencia que los hace violentos, sino han aprendido a ser violentos en una sociedad que les ha enseñado a ser hombres, valorando su masculinidad y su violencia como un valor positivo de honra, de reconocimiento y de autoestima”, comentó Anabel Morales, titular del centro.

Expuso que el trabajo reeducativo se realiza de manera grupal con los hombres canalizados, buscando que inicien un proceso de identificación, detención y transformación de las violencias que ejercen contra las mujeres en su relación de pareja; “enfocándose especialmente en parar la violencia física, que pone en riesgo la vida de las mujeres”.

Entonces, agregó, si partimos de que es producto de una educación machista y misógina, podemos pensar que eso puede cambiar y los hombres pueden aprender a relacionarse de manera no violenta”.

Incluso, la “reeducación de agresores” esta prevista en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en todas las leyes estatales es la materia, incluyendo la de Oaxaca.

De acuerdo con el testimonio de Paco, en un principio menospreció las sesiones, llegaba tarde o se retiraba temprano, pensaba que su asistencia era inútil, pero poco a poco “bajó la guardia” y descubrió actitudes que tenía que cambiar.

Los Centro de Reeducación deben de proporcionar atención de manera especializada con personal calificado e infraestructura y con presupuesto de acuerdo al tamaño del problema”, opinó Eduardo Liendro Zingoni, antropólogo social, fundador y exdirector del Crehvm.
Consideró prioritario someter a estudio y consulta la posibilidad de presentar una iniciativa que le dé al Centro de Reeducación “un marco legal específico como organismo público descentralizado, con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía técnica y de gestión”.

Dicha oficina trabaja en condiciones de hacinamiento junto con otras dependencias de la Secretaría de Seguridad y no tiene presupuesto operativo anual, asimismo el equipo humano se ha sido desmantelado y reducido.

CAPTACIÓN

El año pasado fueron remitidos al Centro de Reeducación 154 hombres agresores (151 por vía judicial y 3 de manera administrativa).
De los 154 sujetos agresores, 144 fueron remitidos por violencia familiar, 5 por violencia sexual, 4 por lesiones y 1 por violencia feminicida, lo concluyeron 89 usuarios, terminaron las 52 sesiones, equivalente a un año.
El perfil de hombres que ejercen violencia es variado, aunque destacan los mayores de 35 años que trabajan en el sector del transporte, industria de la construcción, funcionarios y campo.
-Patricia Briseño

Entradas relacionadas

Deja tu comentario