Policías, bien calificadas pero con pocos resultados

La evaluación que el Sistema Nacional de Seguridad Pública realiza a policías estatales y municipales revela que en diversas entidades del país estos cuerpos de seguridad son óptimos para cumplir con sus funciones. El problema radica en que sus buenos resultados no se reflejan en una disminución de la violencia e inseguridad.

Eduardo Buendia|Reporte Indigo| Ago 6, 2019. En las regiones más violentas del país, las policías locales encargadas de la seguridad de sus habitantes, cuentan con calificaciones positivas tras ser evaluadas, sin embargo, estos resultados no se ven reflejados en una disminución de la inseguridad.

El caso de Guanajuato ilustra esta paradoja de manera muy clara. Sus policías estatales y municipales tienen una aprobación que supera el 90 por ciento en promedio, pero en su territorio el crimen ha alcanzado niveles inusitados

De acuerdo con cifras oficiales, en el primer semestre de 2019 se registraron mil 741 víctimas de homicidio doloso.

Este número coloca a la entidad del bajío como el lugar donde más asesinatos han ocurrido en el primer semestre del año en todo México.

La ciudadanía guanajuatense ha visto en los últimos años un incremento en las ejecuciones y otros delitos como el robo de combustible, el cual ha generado una disputa entre cárteles por el territorio.

Desde 2014 el Centro Nacional de Certificación y Acreditación perteneciente al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) presenta cada mes la evaluación de policías estatales y municipales, además de fiscalías o procuradurías, tomando también en cuenta temas tanto de prevención como reinserción social.

Este mecanismo de valoración permite aplicar controles de confianza a la mayoría del personal del servicio profesional de carrera de las instituciones policiacas, ministerios públicos, peritos y altos mandos.

Las autoridades encargadas de la seguridad a nivel estatal y municipal en el Estado de México fueron evaluadas en junio con un 96 por ciento de aprobación. En contraste, en esta localidad aumentaron los asesinatos en un 23 por ciento en el primer trimestre de 2019 comparado con el mismo periodo de 2018 al pasar de mil 217 a mil 492 víctimas.

En Nuevo León los homicidios crecieron un 72 por ciento en el primer semestre de 2019 y sus policías locales están entre las mejor evaluadas

A esta lista de casos se suma Nuevo León, donde sus policías fueron aprobados en promedio con un 95 por ciento de calificación. No obstante, el índice de violencia en la región es el que más se ha agudizado en la primera mitad del año.

Al comparar los números de ejecuciones ocurridas en la entidad del norte, se comprueba que aumentaron un 72 por ciento. Mientras que entre enero y junio de 2018 hubo registro de 282 víctimas; para el mismo periodo de este año ocurrieron 486.

Los controles de confianza son insuficientes para determinar qué tan confiable es una institución de policía, afirma Alejandro Desfassiaux, presidente del Grupo Multisistemas Seguridad Industrial.

“El hecho más claro de que no están funcionando los controles de confianza es cómo los índices de criminalidad se han elevado de una manera que yo juzgaría como la peor en los últimos 35 años”, menciona.

LAS POLICÍAS PEOR CALIFICADAS
A lo largo del país también se da el caso en algunos estados donde sus corporaciones de seguridad no han sido bien calificadas pero en las que los asesinatos han disminuido.

Las autoridades de Sinaloa fueron las peor evaluadas de todo el país, su calificación en junio fue de 55 por ciento de aprobación.

Esta entidad se ha caracterizado por sufrir los embates de los enfrentamientos entre organizaciones criminales y su tendencia de homicidios ha ido a la baja al menos en el primer trimestre del 2019.

En territorio sinaloense entre enero y junio de 2018 hubo 572 homicidios y, para el mismo periodo de 2019, la cifra se redujo a 421; es decir, un decremento del 26 por ciento de víctimas.

Con un 69 por ciento de aprobación, las policías de Baja California Sur son las segundas con las peores calificaciones en sus evaluaciones. Pero al igual que en Sinaloa, los homicidios en esta entidad han ido a la baja, en un 65 por ciento.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario